El Ojo que todo lo ve.

El Ojo de la Providencia representa el ojo de Dios, el singular poder divino que ha creado el universo entero. El símbolo muestra un ojo humano encerrado en un triángulo. En el cristianismo, el triángulo representa la Santísima Trinidad y como tal, el Ojo de la Providencia simboliza la entidad divina que mira sobre la humanidad y le proporciona una guía benevolente.

A veces, el Ojo también se representa como rodeado de nubes o ráfagas de luz. Ambas imágenes son representativas de la santidad y la gloria divina y por lo tanto, aquí también, el símbolo significa que el Todopoderoso mantiene un ojo vigilante sobre su creación.

Contrariamente a estas creencias, hay algunas personas que creen que el símbolo representa el ojo de Lucifer o Satanás, cuyos poderes sobrenaturales influyen en lo que sucede en el mundo.

Yo Soy, El DoQmentalista y esto es: El Ojo Que Todo Lo Ve,

El ojo de la providencia

El Ojo de la Providencia es un ojo representado de manera realista dentro de uno o más elementos adicionales: un triángulo, un estallido de luz, nubes, o los tres. El símbolo se ha utilizado durante cientos de años y se puede encontrar en numerosos entornos, tanto seculares como religiosos. Está incluido en los sellos oficiales de varias ciudades, en los vitrales de las iglesias y en la Declaración Francesa de los Derechos del Hombre y del Ciudadano.

Para los estadounidenses, el uso más conocido del ojo es el Gran Sello de los Estados Unidos, que aparece en el reverso de los billetes de un dólar. En esa representación, el ojo dentro de un triángulo se cierne sobre una pirámide.

¿Qué significa el Ojo de la Providencia?

Originalmente, el símbolo representaba el ojo de Dios que todo lo ve. De hecho, algunas personas continúan refiriéndose a él como el «Ojo que todo lo ve». La declaración generalmente implica que Dios mira favorablemente cualquier esfuerzo que utilice el símbolo.

El Ojo de la Providencia emplea un número de símbolos que habrían sido familiares para aquellos que lo ven. El triángulo se ha utilizado durante siglos para representar la trinidad cristiana. Ráfagas de luz y nubes se utilizan comúnmente para representar la santidad, la divinidad y Dios.

Luz

La luz representa la iluminación espiritual, no sólo la física, y la iluminación espiritual puede ser una revelación. Numerosas cruces y otras esculturas religiosas incluyen estallidos de luz.

Existen numerosos ejemplos bidimensionales de nubes, ráfagas de luz y triángulos utilizados para representar la divinidad:

El nombre de Dios (el Tetragrammaton) escrito en hebreo y rodeado por una nube

Un triángulo (en realidad, una triquetra) rodeado por un estallido de luz El Tetragrammaton hebreo rodea tres triángulos, cada uno de los cuales estalla con su propia luz La palabra «Dios» escrita en latín rodeada por ráfagas de luz

Providencia

La Providencia significa la guía divina. En el siglo XVIII, muchos europeos, en particular los europeos cultos, ya no creían específicamente en el Dios cristiano, aunque sí en algún tipo de entidad o poder divino singular. Así, el Ojo de la Providencia puede referirse a la guía benevolente de cualquier poder divino que pueda existir.

El Gran Sello de los Estados Unidos

El Gran Sello incluye un Ojo de la Providencia que se cierne sobre una pirámide inacabada. Esta imagen fue diseñada en 1792.

Según una explicación escrita ese mismo año, la pirámide significa fuerza y duración. El ojo se corresponde con el lema del sello, «Annuit Coeptis», que significa «aprueba esta empresa». El segundo lema, «Novus ordo seclorum», significa literalmente «un nuevo orden de las edades» y significa el comienzo de una era americana.

Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano

En 1789, en vísperas de la Revolución Francesa, la Asamblea Nacional Francesa presentó la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. Un Ojo de la Providencia aparece en la parte superior de una imagen de ese documento creado el mismo año. Una vez más, implica la guía divina y la aprobación de lo que está sucediendo.

Masones

Los masones comenzaron a usar públicamente el símbolo en 1797. Muchos teóricos de la conspiración insisten en que la aparición de este símbolo en el Gran Sello prueba la influencia masónica en la fundación del gobierno americano, pero los masones nunca habían usado un ojo con una pirámide.

En realidad, el Gran Sello mostró el símbolo más de una década antes de que los masones lo usaran. Además, nadie que diseñara el sello aprobado era masón. El único masón involucrado en el proyecto fue Benjamín Franklin, cuyo diseño para el Gran Sello nunca fue aprobado.

Los ojos del antiguo Egipto

Uno de los más famosos de estos símbolos es el Ojo de Horus (conocido también como Wadjet, que significa «Uno entero»), que fue inmensamente popular entre los antiguos egipcios. Según la antigua mitología egipcia, Horus perdió su ojo izquierdo durante una batalla con su tío Seth. Este ojo fue restaurado mágicamente por la diosa Hathor, que se cree que era la madre o la esposa de Horus. Así, el Ojo de Horus se convirtió en un símbolo de curación.

En otro mito, Horus presentó su ojo a su padre, Osiris, para ayudarle a gobernar el Inframundo. Osiris se comió el ojo, y fue devuelto a la vida. Así, en este mito, el ojo se convirtió en un símbolo de vida y resurrección. Estos mitos sirvieron para popularizar el Ojo de Horus como un símbolo protector, y por lo tanto fue comúnmente convertido en amuletos protectores. Tales amuletos continúan siendo populares incluso hoy en día.

Los antiguos egipcios tenían otro símbolo similar al Ojo de Horus, que se conoce como el Ojo de Ra. A diferencia del Ojo de Horus, este era un símbolo agresivo que se centraba en el aspecto destructivo del dios Ra. En uno de los antiguos mitos egipcios, Ra se estaba volviendo viejo y débil, lo que provocaba que la gente le faltara el respeto. Ra estaba furioso porque ya no se apegaban a las leyes, y que hacían bromas a su costa. Por lo tanto, decidió castigar a la humanidad enviando el ‘Ojo de Ra’ para destruirlos.

El Ojo de Ra era una diosa (se dice que diferentes diosas, incluyendo Hathor, Sekhmet y Bast, poseen este título) enviada a la tierra en forma de león, e inmediatamente comenzó su matanza de la humanidad.

Viendo la magnitud de la destrucción causada por la diosa, Ra se arrepintió de su acción, y llamó a su hija a que se detuviera. La diosa, sin embargo, estaba sedienta de sangre, y no hizo caso a las súplicas de su padre. Ra, temiendo que toda la humanidad sería aniquilada si se permitía a la diosa continuar su desenfreno, ideó un astuto plan.

El dios tenía 7000 jarras de cerveza mezcladas con zumo de granada, lo que hacía que la cerveza fuera roja, y las vertió en los campos alrededor del Ojo de Ra. Mientras la diosa bebía la «sangre», se emborrachó tanto que se quedó dormida, y sólo se despertó tres días después con una terrible resaca. Por este medio, la humanidad fue salvada por Ra.

Deja un comentario

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑