Hermes Trismegisto, El Primer Inteligente.

Existió hace mucho tiempo, un «Maestro de todas las artes y las ciencias, perfecto en todos los oficios, Gobernante de los Tres Mundos, Escriba de los Dioses, Guardián de los Libros de la Vida, el Tres Veces Mayor, el Primer Inteligente», era considerado por los antiguos egipcios como la encarnación de la Mente Universal.

El hombre era toda una leyenda, se le atribuian poderes asombrosos, levitación, poder sobre los demonios, dominacion de la alquimia, su mente era tan brillante que conocía todos los secretos del mundo antiguo, su nombre representa una combinación del dios egipcio Thoth y el dios griego Hermes, que fueron ambos dioses de la escritura y la magia en sus respectivas culturas. Autor tanto de la Tabla Esmeralda como del Corpus Hermeticum, él es uno de esos personajes de la historia que mezcla lo mítico con lo real.

Yo Soy, El DoQmentalista y esto es: Hermes Trismegisto

Para un número de pensadores medievales, Hermes Trismegisto fue un profeta pagano que anunció el advenimiento del cristianismo. Pero no solo eso, sino que también era un mago muy famoso, poderoso, sabio y conocedor de las artes oscuras, se dice que, al igual que el rey salomon, hermes trismegisto conocía bien a los espíritus y podía hacerlos trabajar a su favor, además de esto, siempre se preocupó por elevar la mente de los hombres y convertirlos en más que hombres.

Los estudios de alquimia han sido fuertemente vinculados a él, así como la Tabla Esmeralda – que incluso fue traducida del latín al inglés por Isaac Newton.

Orígenes Alejandrinos

Su nombre completo era, Thoth Hermes Trismegistus, y el nombre es un compuesto de varias figuras mitológicas. Surgió en la Alejandría Ptoloméica, donde la mezcla de la cultura helenística y egipcia dio lugar a docenas de interesantes cultos, religiones y deidades. Muy pronto, la deidad helenística Hermes se asoció con la deidad egipcia Thoth.

Ambos fueron inventores de la escritura y dioses de la magia. Ambos eran también responsables de guiar a las almas en la otra vida. Como resultado, a lo largo de los siglos se identificaron el uno con el otro e incluso fueron adorados juntos en ciertos templos egipcios.

Hermes Trismegisto, un legendario maestro de magia y misticismo, fue probablemente una sincretización humanizada de Hermes y Thoth.

Aunque Hermes Trismegisto era una figura mítica, muchos escritores antiguos escribieron sobre él como si fuera una persona real. Esto produjo desacuerdos y confusión. En algún momento, se empezó a asumir que había dos Hermes. En Asclepio, Hermes Trismegisto habla de su abuelo:

Asclepio 372

¿No es cierto que mi abuelo Hermes, de quien tomo el nombre, reside en su ciudad homónima donde ayuda y cura a todos los que vienen a él de todas las tierras?

Este pasaje indica que el abuelo Hermes es de hecho idéntico a la deidad Hermes, que reside en Hermópolis. Los escritores antiguos inventaron un Hermes adicional para llenar los huecos. De hecho, podría ser que el título «Trismegisto» se refiere a muchos grandes personajes de Hermes, una línea de sabios y místicos que trajeron las enseñanzas herméticas a la humanidad durante muchas generaciones.

Astrólogo, Mago y Alquimista

La Hermética sobre la que leemos y escribimos más a menudo no es el único libro antiguo atribuido a Hermes Trismegisto. Múltiples e importantes trabajos tempranos sobre astrología también fueron atribuidos al legendario sabio. El vínculo entre Hermes y la astrología también es claro en los fragmentos de Hermetica de Stobaeus. Los Papiros Mágicos Griegos y textos como el Ciranidio dejan claro que Hermes Trismegisto fue visto como un maestro de taumaturgia, demonología y otras artes mágicas. Finalmente, Hermes es también la fuente legendaria de la alquimia, a través de obras como la Tabla Esmeralda y los trabajos de Zosimos de Panopolis.

A Hermes se le atribuyen decenas de miles de escritos muy apreciados, tanto de Egipto como de Grecia, que sugieren una tradición cultural compartida entre ambos en el hombre. Y mientras que el Renacimiento italiano creía que Hermes era un sacerdote egipcio, es posible que el Corpus Hermetica fuera escrito por un colectivo de autores desconocidos que eran griegos platónicos y estoicos.

Si Hermes existió realmente, fue de hecho tanto el dios griego Hermes como el dios egipcio Thoth, y representó un vínculo cultural compartido entre la antigua Grecia y Egipto – no hay manera de saberlo.

De lo que podemos estar seguros, es que estos principios del Hermetismo tenían un valor inmenso para estas culturas antiguas, cualquiera que sea su autor. Y siempre que resurgen en la cultura, actúan como un catalizador para el renacimiento creativo, las revoluciones y la regeneración cultural.

Estas 7 Leyes son algunos de los sistemas de pensamiento más antiguos e influyentes, que ampliarán los horizontes, ampliarán las posibilidades y ayudarán en la búsqueda de una vida más plena, más feliz, más significativa y más larga, tanto hoy como siempre.

Estos principios fueron escritos hace cientos de años, antes de que cualquier ciencia moderna verificara sus afirmaciones inusualmente precisas (y esotéricas también).

Los 7 Principios Herméticos para el Autodominio

1. El principio del mentalismo:

El Todo es mente; El Universo es Mental.

2. El Principio de Correspondencia:

Como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba. Como dentro, así fuera; como fuera, así dentro.

3. El principio de la vibración:

Nada descansa; Todo se mueve; Todo vibra.

4. El Principio de Polaridad:

Todo es dual; Todo tiene polos; Todo tiene su par de opuestos; Igual y diferente son lo mismo; Los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; Los extremos se encuentran; Todas las verdades, no son más que medias verdades; Todas las paradojas pueden ser reconciliadas.

5. El principio del ritmo:

Todo fluye, fuera y dentro; Todo tiene sus mareas; Todas las cosas suben y bajan; El movimiento del péndulo se manifiesta en todo; La medida del movimiento a la derecha es la medida del movimiento a la izquierda; El ritmo compensa.

6. El principio de causa y efecto:

Toda causa tiene su efecto; Todo efecto tiene su causa; Todo sucede según la ley’ La casualidad no es más que un nombre para la ley no reconocida’ Hay muchos planos de causalidad, pero nada escapa a la ley.

7. El principio del género:

El Género está en todo; Todo tiene sus principios masculinos y femeninos; El Género se manifiesta en todos los planos.

Está claro que la legendaria figura de Hermes Trismegisto ha servido para muchos propósitos. Tal vez, como otras personalidades legendarias, su verdadero significado debe ser determinado por cada uno de nosotros individualmente. Como el hermetismo se centra en la experiencia de la gnosis, podría ser que el propio Hermes Trismegisto es un concepto que necesita ser experimentado personalmente para ser plenamente comprendido.

Deja un comentario

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑