La Jerarquía De Los ESPÍRITUS, El Orden Espiritual.

Espíritus, los hay de muchos tipos, buenos, malos e incluso neutrales, para algunos son mera fantasía, para otros, la espiritualidad del ser humano forma una parte importante de nuestras vidas y es muy real. y en éste canal, definitivamente creemos en los espíritus, no?, hemos entendido que ellos son seres inteligentes, creaciones de Dios y que de hecho, nosotros mismos, somos un espíritu, pero no solo existimos nosotros, lo hay de muchas formas e incluso en diferentes mundos.

Para entender esto, hoy, estudiaremos algo llamado la jerarquía de los espíritus, y no todos ellos son iguales, algunos expertos, los clasifican en 3 órdenes, el orden bajo, el orden medio y el orden alto, y cada espíritu pertenece a alguna jerarquía dependiendo siempre del nivel de purificación o perfeccionamiento que posea.

Humanamente es imposible decir con exactitud cuántas órdenes jerárquicas existen, ya que no existe una línea marcada entre cada escalonamiento o nivel de perfección, de modo que cada uno de los 3 niveles básicos del orden espiritual, podrían estar subdivididos de manera cuantiosa.

¿Pero porque existen estos niveles espirituales?, ¿cuanto tarda un espíritu en pasar de un orden a otro?, ¿que significado tiene cada uno de estos niveles? y sobre todo, ¿En qué nivel nos encontramos los seres humanos?…

Yo Soy, El DoQmentalista y esto es, La Jerarquía De Los ESPÍRITUS

El primer orden, son todos aquellos espíritus que han llegado a la perfección, los puros, de esta forma podríamos decir, que seres como, los ángeles, arcángeles, querubines, serafines y similares, son espíritus de primer orden, puesto que llevan un nivel de purificación o perfeccionamiento muy alto, otro ejemplo de seres de primer orden o de alto nivel, serían aquellas personas que en vida, han demostrado poseer un espíritu casi perfecto, llevando a cabo obras de misericordia, compasión, bondad e incluso soportando vidas miserables llenas de maltratos simplemente para lograr algo bueno para alguien mas.

El segundo orden, serían los que están a mitad de la escala, los cuales se ocupan en la consecución del bien, pudiendolo hacer o ejecutar pero siempre según su grado de perfección, pues algunos poseen la ciencia y otros la prudencia o la bondad; pero todos están a mitad de camino y han de sufrir más pruebas aún. Hay seres humanos podrian estar en esta etapa del camino espiritual, sin embargo, algunos poseemos mayor maldad y en cambio otros mayor bondad, esto es lo que nos subdivide dentro del segundo orden, de esta manera aquellos que practiquen la bondad, la misericordia, la compasión, etc, estarán más cerca de llevar su espíritu a un nivel más alto, y aquellos que posean maldad en sus corazones, se dice que son espíritus ignorantes, que acaban de pasar del tercer orden al segundo y que aún poseen bastantes imperfecciones, y asi dependiendo nuevamente del nivel de perfeccionamiento espiritual que tengamos será nuestra posición en la escala espiritual.

El tercer orden, es dónde están los espíritus imperfectos, que están aún al principio de su existencia, siendo sus principales características la ignorancia, el deseo del mal y todas las malas pasiones que retardan su progreso, Sin embargo no todos son malos, algunos simplemente no hacen ni bien ni mal, pero hay también los que sí disfrutan haciendo el mal y siempre buscan la ocasión de hacerlo, se cree que hay espíritus livianos, que son más enredadores que perversos y que se complacen más en las palabras que en la maldad, y cuyo placer son los engaños y las pequeñas contrariedades, que les causan desgracia a otros espíritus.

La clasificación de los espíritus

Para clasificar a los espíritus se toma en cuenta las cualidades que han adquirido y las imperfecciones de las que aún deben despojarse. Esta clasificación, además, no es absoluta; pues los límites parecen no estar muy marcados, esto se puede entender por ejemplo, en los colores del arco iris, donde los colores pasan de unos a otros de manera suave y difusa, o también como en los diferentes períodos de la vida del hombre, pues depende de cada persona, de su nivel intelectual y su madurez, determinar cuándo un niño se convierte en adolescente y un adolescente en adulto y hasta la vejez. De esta manera se puede formar un número mayor o menor de clases, según el aspecto que se elija para considerar esta cuestión.

Antes de continuar es importante decir que, la clasificación espiritual no es absoluta, es decir, que no ha sido dada a mi o a nosotros por los espíritus de mayor o menor nivel, sino que, como seres humanos que somos, algunas personas, estudiosos del tema, expertos espiritistas y demás, han creado esta clasificación, y es importante que sepamos que dicha clasificación no altera ni distorsiona nada de lo que ya estaba anteriormente establecido.

Es así que el ser humano ha procedido, no hemos inventado los espíritus ni sus características, sino que los hemos visto y observado, los hemos juzgado por sus palabras y hechos y los hemos clasificado apoyándonos en los conocimientos adquiridos hasta hoy en día.

De esta forma tenemos las tres categorías principales o tres grandes divisiones. En la última que está al principio de la escala, vienen comprendidos los espíritus imperfectos, caracterizados por el predominio de la materia sobre el espíritu y la propensión al mal. Los de la segunda están caracterizados por el predominio del espíritu sobre la materia y por el deseo del bien, y comprende los espíritus buenos. Y la primera, que comprende a los espíritus puros, que han alcanzado el grado máximo de perfección.

Conociendo el nivel en que se encuentra un espíritu, es como podemos considerar que nivel de confianza y estimación podemos otorgarle, y por ende, decidir si queremos entablar una relación o no. Por ejemplo, se da mucho el caso de espíritus, que nos visitan en nuestros sueños de manera constante, una persona, sueña cada noche con un monstruo terrible que la acecha y le persigue, en éste caso dependiendo del contexto del sueño, podemos determinar si se trata de un espíritu malo o bueno.

Una manera en que podemos entablar una relación con ellos se da mucho en casos en que, por ejemplo, los niños, tienen amigos imaginarios, ellos, al ser de corazón puro, pueden de alguna manera visualizar, sentir o percibir espíritus afines, entablando muchas veces relaciones con ellos, sin embargo el mal siempre esta al acecho y en ocasiones, espíritus malignos se hacen pasar por espíritus benignos, dañando o deteriorando las relaciones de la víctima y su familia.

Otro aspecto que no debemos perder de vista es que entre los espíritus, lo mismo que entre los hombres, los hay muy ignorantes, y que nunca se estará bastante prevenido contra la tendencia de creer que todos han de ser sabios, simplemente porque son espíritus. Toda clasificación requiere método, análisis y conocimiento profundo del asunto, y en el mundo de los espíritus, los que tienen conocimientos limitados no son confiables. así como no lo son las personas ignorantes en nuestro mundo. Para ellos, todos los espíritus que les son superiores pertenecen al primer orden; sin que puedan apreciar los matices de saber, la capacidad y moralidad que los distinguen, como entre nosotros se distingue el analfabeta del ilustrado.

Por eso, debemos informarnos de la manera más correcta posible, siempre cuestionarlo todo, incluso éste video, porque como humanos nunca podemos estar completamente seguros acerca de éste tipo de temas que hacen referencia a cosas que no pertenecen a nuestro mundo, que son ajenas a nuestra naturaleza y que muchas veces escapan a nuestra comprensión.

En nuestro siguiente video estudiaremos aún más a fondo la jerarquía espiritual, conceptualizando no 3, sino 10 clasificaciones espirituales diferentes, aprenderemos de que trata cada una de ellas y finalmente podremos reconocer, cuándo se presente el momento, a que tipo de espíritu nos estamos enfrentando.

Yo Soy, El DoQmentalista… y esto fue: La Jerarquía De Los ESPÍRITUS

Deja un comentario

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑