YAHVÉ, JEHOVÁ, YHWH, SEÑOR O DIOS. ¿Cuál es el verdadero Dios?

En la Biblia hebrea el nombre divino, YHWH, fue revelado a Moisés (Éxodo 3:13-15). Se usa miles de veces en la Biblia hebrea.

En la Biblia Reina Valera de 1960 dice

Dijo Moisés a Dios: He aquí que llego yo a los hijos de Israel, y les digo: El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros. Si ellos me preguntaren: ¿Cuál es su nombre?, ¿qué les responderé?, y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros. Además dijo Dios a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: Jehová, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros. Este es mi nombre para siempre; con él se me recordará por todos los siglos.

Sin embargo en otras versiones bíblicas se le llama de otra manera, en la Nueva Traducción Viviente dice:

Dios también le dijo a Moisés:

Así dirás al pueblo de Israel: Yahveh, el Dios de sus antepasados, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob, me ha enviado a ustedes.

Este es mi nombre eterno, el nombre que deben recordar por todas las generaciones.

Es de éste modo que surgen las dudas, Dios, ¿es Jehová o es Yahvé?

Pues bien, has llegado al canal correcto, por hoy, te diré de una vez por todas, quién es quién y cuál es el verdadero Dios.

Yo Soy, El DOQmentalista y esto es: Yahvé o Jehová

Diversos nombres son los que se le han dado a Dios, desde la antigüedad hasta nuestros tiempos, estas interpretaciones, que para unos son falsas y para otros muy válidas, han desatado siempre controversia entre creyentes y no creyentes, entre teólogos y religiosos, etc. Si bien es cierto que el nombre exacto de Dios es totalmente desconocido para los seres humanos, también es cierto que, de acuerdo a ciertos escritos, no canónicos, el verdadero nombre de Dios es, impronunciable para los seres humanos, ya que, nuestro vocabulario actual, aún juntando a todos los idiomas del mundo, es insuficiente, para lograr pronunciar tal nombre.

Es por esta razón que, supuestamente, se nos ha dado a conocer solo una parte de el, que fue aquel que le fue dado a moisés y luego éste lo transmitió a su gente, el nombre fue el tetragramaton YHWH. por supuesto, esto ya es complicado, porque, al carecer de vocales, es, para la mayoría de los idiomas, lograr pronunciarlo debidamente. pero si existen otros idiomas que permiten, al menos, acercarnos a lo que debería ser una más correcta pronunciación de tales letras.

Estos idiomas son el arameo o el hebreo, que no necesitan de vocales para leerlo, de esta forma, los expertos afirman que las letras YHWH, deberían pronunciarse como Yahweh. Pero hay un problema, y es que, con el tiempo se convirtió en algo tan sagrado que los judíos piadosos no lo pronunciaban.

Así es que hoy en día no estamos tan seguros de cómo se pronunciaba. El hebreo de entonces no usaba vocales en su escritura, así que sólo tenemos las cuatro consonantes, es lo que se conoce como Tetragrammaton. Aunque no estamos seguros de que «Yahweh» esté correctamente interpretado.

Ya que los judíos piadosos no decían el Nombre, y en cambio, lo sustituían por «Adonai» que básicamente significa Señor, era así que leían las escrituras en voz alta. Por eso, los puntos vocálicos de «Adonai» se usaban con las consonantes de YHWH. Así las vocales «aoa» fueron añadidas a YHWH para producir YaHoWaH en el texto.Pero nunca se pronunció de esa manera; ellos, en cambio dijeron, Adonai.

Al traducir la Biblia hebrea al latín, tuvieron que hacer algunas sustituciones ya que el latín no tenía las letras Y y W. Sustituyeron la Y por la J, y la W se convirtió en V. Así, YaHoWaH se convirtió en JaHoVaH, que de algún modo y con el tiempo, dió lugar a Jehová.

Así que, cualquiera que afirme que Jehová es el verdadero nombre de Dios, está usando las marcas vocálicas equivocadas en el Tetragrammaton y una sustitución del alfabeto latino.

La mayoría de las traducciones inglesas se dan cuenta de que los lectores modernos no se identifican con YHWH, Yahweh, Jehová. Otros traductores usan la palabra, SEÑOR, en todas las capitales. Técnicamente, la S es una letra mayúscula más grande que las siguientes letras.

Aunque muchos llaman al arameo «hebreo», el arameo es el idioma que los judíos fueron forzados a aprender a hablar, durante el exilio babilónico. Por ejemplo, partes del libro de la Biblia de Daniel fueron escritas en hebreo, y otras porciones en arameo.

Como resultado, ni la ortografía ni la pronunciación son perfectas, y cualquiera que afirme que una de ellas es correcta o incorrecta, no está diciendo nada más que una opinión.

Pero existe otro nombre bastante popular para Dios, Elohim, Las palabras hebreas Elohim y Adonai se aplican a algo más que al verdadero y vivo Dios.

La palabra hebrea Elohim, es la forma plural de Eloah, que significa “Poderoso”. Viene de El, que significa “poderoso”, “poder”, “fuerza”. Estas tres palabras, El, Eloah y Elohim, son utilizadas en las Escrituras como sinónimas para referirse al Creador.

Las tres han sido traducidas como “Dios” en la mayoría de las versiones castellanas. La palabra hebrea “El” aparece alrededor de 200 veces en las Escrituras, prácticamente siempre en referencia al Creador. Sin embargo, hay un nombre que es único para el Dios de la Biblia. Este nombre es Yahvé, una transliteración alternativa seria Jehová. Pero Yahvé se refiere al «Dios auto-existente y eterno», el nombre que Dios reveló a Moisés.

Yahvé es el nombre de Dios que cumple el pacto. Cuando se registra el aspecto creativo de Dios, se utiliza el nombre Elohim en (Génesis 1). Sin embargo, cuando hay una relación con la humanidad se utiliza el nombre de Yahweh en (Génesis 2). Estas diferencias son consistentes a lo largo de todo el Antiguo Testamento.

Es en el siglo I cuando se empieza a observar cierta actitud supersticiosa hacia el nombre de manera muy generalizada.

La Misná, con relación al día de Yom Kipur, dice en Yoma VI, 2: “Los sacerdotes y pueblo estaban en el atrio y cuando oían el Nombre que pronunciaba claramente el Sumo Sacerdote, se arrodillaban, se postraban con el rostro en tierra y decían: ‘bendito el nombre de la gloria de su reino por siempre y jamás’”.

Una tradición dice que los sabios transmitían a sus talmidím la pronunciación original a intervalos de una o dos veces cada siete años. pero esta práctica se abandonó posteriormente…”

El historiador del primer siglo, Josefo, menciona la prohibición sobre el uso del nombre de YHWH. Josefo, escribiendo sobre los acontecimientos de Éxodo 3 diciendo:

“Con lo cual Dios declaró a él [Moisés] su santo Nombre, que nunca había sido revelado a los hombres antes; referente a lo cual no me es permitido a mí decirlo ya más” Josefo; Antigüedades de los Judíos 2:12:4

Esta prohibición de pronunciar el Nombre divino de YHWH parece que era universal para el primer siglo. Aun algunos de los miembros Esenios de la comunidad de Qumran seguían la prohibición.

 

El Manual de Disciplina dice:

“Cualquiera que dice en alto el Más Santo Nombre de Dios, ya sea como maldición, o que se le escapa en un juicio o por cualquier otra razón, o mientras está leyendo un libro, u orando, ha de ser despedido para nunca más volver a la sociedad de los Yahad.”

 El judaísmo cree que Dios posee muchos nombres, cada uno de ellos representando un atributo único de lo divino. La Cábala se expande sobre esta creencia, sobre la base de que la santidad de la Torá (El Pentateuco) se encuentra dentro de cada palabra y cada letra. El creyente conocedor no necesita atenerse a la puntuación y el orden original de las palabras, sino que las letras pueden ser dispuestas de manera diferente para exponer nuevos y previamente ocultos significados. Esta fe llevó a los místicos judíos a revelar otros 72 nombres de Dios que pueden ser usados para transformar vidas para mejor y dar la bienvenida a una nueva energía.

Los 72 nombres de Dios son 72 combinaciones de tres letras derivadas del libro del Éxodo 14: 19-21. Los 72 nombres de Dios se «extraen» del pasaje escribiendo los tres versículos uno sobre otro sin espacios, mientras se escribe el del medio al revés.

Cada combinación de tres letras significa uno de los poderosos nombres de Dios. Debido a la potencia de los nombres, mucha gente lleva diferentes tipos de joyas que están inscritas con uno o más de estos 72 nombres. El nombre adecuado se elige normalmente de acuerdo a las esperanzas, necesidades y desafíos de la persona.

A continuación, dejaré algunos de los 72 nombres de Dios y sus significados:

ילי (Yod Lamed Yod): Restauración de la esperanza y aumento de la energía

ללה (Lamed Lamed Heh): La libertad, la liberación de las cadenas espirituales y proporcionar dirección al alma en tiempos confusos

אלד (Alef Lamed Dalet): Protección contra el mal de ojo

מצר (Mem Tsadi Resh): Trae el éxito, fortalece la intuición y la conexión entre los reinos divino y lo terrenal.

Los 72 nombres de Dios son un tema bastante extenso y de momento dejaré el tema para profundizarlo en otro video.

Yo Soy, El DoQmentalista y esto fue: Yahvé o Jehová, Cuál es el verdadero?

Deja un comentario

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑