La caída de Moctezuma

Hoy en día, Moctezuma es una figura controvertida para muchos historiadores y comentaristas que ven su respuesta a la invasión española como vacilante y débil en contraste con el desafío mostrado por algunos líderes aztecas. Otras interpretaciones lo ven como una figura predestinada, condenada junto con su cultura a la derrota frente a las fuerzas históricas superiores.

Los historiadores se han maravillado de sus logros creativos sobre el imperio más grande de Mesoamérica, temido por su poderío militar y sus sacrificios humanos sanguinarios. La historia de su caída, por otro lado, es un ejemplo cautelar de los peligros de la confianza: el gobernante azteca encontró su fin a manos de los conquistadores españoles que llegaron a sus costas y aparentemente lo sedujeron con una amistad que terminó en encarcelamiento y muerte.

Yo Soy, ÉL DoQmentalista y esto es: La caída de Moctezuma

Moctezuma II fue el noveno gobernante del Imperio Azteca, cuyo desafortunado reinado coincidió con la llegada de los españoles bajo el conquistador Hernán Cortez (Hernán Cortés). Moctezuma es recordado hoy principalmente como el gobernante azteca que perdió su imperio a manos de un poder europeo, aunque esto es una valoración injusta de él. Esto se debe al hecho de que Moctezuma era un gobernante capaz por derecho propio, ya que fue durante su reinado que el Imperio Azteca alcanzó su mayor altura.

Moctezuma II nació en 1466 de Axayacatl, el sexto gobernante del Imperio Azteca, y Xochicueyetl. Cuando su padre murió en 1481, el trono pasó a uno de sus tíos, Tizocic, que reinó hasta 1486. A su vez fue sucedido por otro de los tíos de Moctezuma, Ahuitzotl. Durante este tiempo, Moctezuma sirvió como general bajo su tío. Mientras Ahuitzotl seguía una política expansionista para el Imperio Azteca, Moctezuma participó en varias campañas militares, que le ayudaron a adquirir la experiencia necesaria para que pudiera reinar como gobernante azteca más adelante en su vida. Además, Moctezuma demostró ser un líder militar capaz.

El ascenso de Moctezuma

Cuando Ahuitzotl murió en 1502, Moctezuma se convirtió en el nuevo gobernante del Imperio Azteca. Gracias a las campañas de su tío, Moctezuma se encontró a sí mismo como el gobernante de un vasto imperio que se extendía desde lo que hoy es el sur de los Estados Unidos en el norte hasta el centro de Centroamérica en el sur.

Fue debido al enorme tamaño del imperio que fue difícil para los aztecas tener a sus súbditos completamente bajo su control. Como resultado de esto, los pueblos subyugados que estaban insatisfechos con sus señores aztecas se rebelaban de vez en cuando. Moctezuma respondió reprimiendo brutalmente las rebeliones con la fuerza, lo que aumentó el odio hacia los aztecas.

Moctezuma también era un administrador competente. Esto es evidente, por ejemplo, en el programa de construcción que inició en Tenochtitlan.

Extraños del Éste

En 1517, llegó al emperador la noticia de que extraños del este fueron avistados frente a las costas de la Península de Yucatán. Escuchando que estos hombres estaban navegando en embarcaciones que eran más grandes que todo lo que los aztecas habían visto jamás, Moctezuma ordenó que se mantuviera una guardia en la costa. Cuando los españoles desembarcaron en abril de 1519, el emperador se alarmó aún más, especialmente desde que comenzaron a moverse hacia el interior. Cuando Cortez se encontró con los pueblos subyugados del Imperio Azteca, formó alianzas con los que estaban en contra del dominio imperial, mientras mataba a los leales al imperio.

A medida que la fuerza española progresaba más profundamente en territorio azteca, Moctezuma parece haber sido indeciso. Aunque el ejército azteca era numéricamente superior al español, Moctezuma decidió en contra de la acción militar. En cambio, trató de deshacerse de los españoles sobornándolos con regalos. Esto, sin embargo, tuvo el efecto contrario, ya que aumentó la determinación de los invasores en su lugar. En noviembre de 1519, los españoles finalmente llegaron a Tenochtitlán, y lo que vieron debe haberles hecho darse cuenta de que los superaban en número.

Cortez, ¿un Dios disfrazado?

Sin embargo, Cortez y sus hombres fueron recibidos por el emperador. Según algunos, el emperador creía que Cortez era el dios Quetzalcóatl, a quien los aztecas creían que algún día volvería a gobernar sobre los mexicas. Otros, sin embargo, argumentan que Moctezuma estaba ganando tiempo, y que aplastaría a los españoles en el momento oportuno. En cualquier caso, Cortez vio la hospitalidad del emperador como una oportunidad para igualar las probabilidades, y la aprovechó. Creyendo que los aztecas no les harían daño si tuvieran a Moctezuma en sus manos, los españoles tomaron al emperador como rehén.

La caída de Moctezuma

Moctezuma murió en junio de 1520, aunque no está claro cómo llegó a su fin. Según una versión de la historia, los españoles mataron al emperador después de que sintieron que ya no era útil.

Otra versión (que se encuentra en las fuentes españolas), sin embargo, afirma que Moctezuma fue asesinado por sus propios súbditos. Los aztecas temían y esperaban el regreso de otra deidad importante, Quetzalcóatl, el dios blanco y barbudo que gobernaría el imperio. En vez de eso, llegó el blanco y barbudo Cortés; él estaba consciente de este miedo y lo usó para su ventaja en su expedición a través de México. Moctezuma trató de comprar a Cortés, pero el español hizo alianzas con aquellas tribus sujetas que odiaban el dominio azteca. Acogido en la ciudad capital de Tenochtitlán por Moctezuma, Cortés se dio cuenta de que era una trampa y, en cambio, hizo prisionero al emperador, creyendo que los aztecas no atacarían mientras él mantuviera cautiva a Moctezuma. Sin embargo, la sumisión de Montezuma a los españoles había erosionado el respeto de su pueblo. Según los relatos españoles, intentó hablar con sus súbditos y fue atacado con piedras y flechas, sufriendo heridas de las que murió tres días después. Los aztecas, sin embargo, creían que los españoles habían asesinado a su emperador, y la fuerza de Cortés estuvo a punto de ser destruida cuando trataba de escapar de Tenochtitlán por la noche.

Sin embargo, después de siglos de estudio y descubrimiento arqueológico, Moctezuma, el hombre, sigue siendo virtualmente inalcanzable para los historiadores.

Casi nada se ha espigado acerca de la personalidad del último gran gobernante azteca electo, quien deja las lealtades de los mexicanos totalmente divididas hasta el día de hoy porque se cree que se ha coludido con el poder colonial español entrante en contra de su propio pueblo.

Pero hay algunos detalles que se pueden precisar. Sabemos que Moctezuma II, o Montezuma como a veces se le llama, fue el último emperador azteca electo y gobernó sobre un imperio que se extendía desde las costas del Pacífico hasta el Golfo de México. Como general endurecido en la batalla, fue nombrado comandante militar supremo antes de ser elegido como «señor gobernante» en 1502, cuando construyó un nuevo palacio en su capital Tenochtitlán (actual Ciudad de México).

Deja un comentario

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑