¿Por Qué Dios Abandonó a Jesús Cuando Estaba En La Cruz?

¿Por Qué Dios Abandonó a Jesús Cuando Estaba En La Cruz?

Llegado el mediodía, se oscureció todo el país hasta las tres de la tarde. A las tres en punto Jesús gritó con voz fuerte, “Eloi, Eloi, lema sabachthani?” que significa, “Dios mío, Dios mío ¿por qué me has abandonado?”

¿Qué debemos hacer de estas extraordinarias palabras de Jesús en la cruz? Para algunos Cristianos, son casi insoportables. ¿Puede ser verdad que Jesús pensó que Dios Padre lo había abandonado? ¿Por qué Dios abandonó a su hijo Jesús cuando estaba en la cruz”? ¿Jesús perdió las esperanzas cuando fue crucificado? ¿Se desesperó cuando él estaba en la cruz?

Yo Soy, Él DoQmentalista y esto es: Dios mío ¿por qué me has abandonado?

Hay dos maneras importantes de entender estas misteriosas palabras de Jesús, que él cita en el Salmo 22

La primera posibilidad es que las palabras de Jesús no son una expresión de abandono, sino, paradójicamente, una expresión de esperanza en Dios.

por qué, aunque el Salmo 22 comienza con, ¨Dios mío, Dios mío ¿por qué me has abandonado?¨, él resto del salmo es un himno de acción de gracias a Dios, y recordemos qué él salmo 22 pertenece al antiguo testamento, es decir, antes de la llegada de Jesús.

Por lo tanto, jesús comenzó citando él salmo 22 del antiguo testamento y en realidad quería darle gracias a Dios.

¿pero por qué entonces no terminó de decir todo él salmo?

pues esta primera posibilidad nos dice qué Jesús estaba de alguna forma abreviando él salmo, así cómo por ejemplo en la frase ¨El Señor es mi Pastor¨ qué es usualmente tomada no sólo como una afirmación de Dios como Pastor sino también como una forma abreviada de todo el Salmo.

En resumen, esta explicación frecuente de las palabras de Jesús desde la cruz es que Él estaba usando la línea del Salmo 22 para expresar su confianza en Dios.

Pero seamos sinceros, toda está posibilidad es realmente muy rebuscada, ¿por qué deberíamos de interpretar todo de una forma y luego solo estás palabras de está otra forma?

Pues eso nos lleva a una segunda posibilidad: que Jesús realmente se sintió abandonado. Esto no quiere decir que Jesús se desesperó. por qué no creo que alguien que ha visto, sentido y conocido a Dios, pueda perder la fé en él, en algún oscuro momento.

Es cómo sí tu de pronto fueras llevado al cielo y conocieras a Dios, y resucitara a tus seres queridos y multiplicará los peces delante de ti y lo vieras a los ojos, te abrazara y te dijera, yo soy tu pastor y nada te faltará. esa sería la máxima prueba de qué Dios existe, bueno, pues a jesús le pasó todo eso y más, entonces ¿por qué dijo esas palabras?

Veamos, no es descabellado imaginar a Jesús, después de haber sido azotado, humillado, torturado, escupido, y todo lo demás, sintiéndose como si su Padre estuviera ausente.

entonces aquí, necesitamos distinguir a una persona qué cree en Dios, pero qué este Dios está ausente. esto es común en la vida espiritual. Ustedes pueden haber experimentado esto por sí mismos: y más sí se convirtieron en ateos qué antes eran creyentes, pero qué dejaron de serlo por qué nunca sintieron a Dios cercas de ellos.

Piensen en todo lo que Jesús tuvo que pasar en este punto en la Pasión. Primero, él fue testigo de la traición de Judas, luego todos menos uno de los apóstoles huyeron, después fue sometido a una agotadora serie de persecuciones nocturnas, brutalizado por los guardias Romanos y arrastrado por las calles de Jerusalén bajo un peso aplastante, para finalmente ser clavado a la madera y sufrir dolores insoportables. Todo esto puede haber sido la soledad más grande que cualquier ser humano haya sentido.

Entonces, volvemos a la pregunta, ¿Por qué Dios abandonó a Jesús?…

La respuesta es sencilla, esto es debido a algo qué los escritores espirituales llaman la ¨noche oscura¨

¿Qué es La Noche Oscura?

es un estado de emoción qué se mueve muy cerca de, pero no acepta, la desesperación.

En sus primeros años, la Beata Teresa de Calcuta, la fundadora de las Misioneras de la Caridad, disfrutó de diversas experiencias místicas de intensa cercanía con Dios. También experimentó la más extraña de las gracias espirituales, una locución; ella realmente escuchó la voz de Dios. Y luego – nada. En los últimos 50 años o más de su vida, hasta su muerte, ella sintió una sensación de vacío en su oración. En un momento dado, ella escribió a su confesor, ¨En mi alma yo siento ese terrible dolor de pérdida – de que Dios no me quiere – de Dios no siendo Dios – de Dios que en realidad no existe¨.

Cuando sus diarios y cartas fueron publicados no mucho después de su muerte en el libro llamado Come, Be My Light, muchos lectores quedaron sorprendidos por estos sentimientos, y se preguntaban ¿sí la madre teresa sentía todo esto, por qué seguía creyendo en Dios?

Lo qué pasa es qué las cartas de la Madre Teresa no significan que ella haya abandonado a Dios ó que Dios la haya abandonado a ella. lo qué ella hizo fue un acto radical de fidelidad, basado, en una relación que ella todavía creía, a pesar de no sentir la presencia de Dios. Ella confió en su experiencia anterior. En otras palabras, ella, tenía fe.

Jesús no se desespera. Él está todavía en una relación con Abba – llamándolo desde la cruz. En medio del terrible dolor físico, abandonado por todos excepto por unos pocos amigos y discípulos, y enfrentando su muerte inminente, cuando sería casi imposible para que nadie piense con lucidez, él se pudiera sentir abandonado.

Por lo tanto Jesús entiende no sólo nuestro sufrimiento carnal, sino también nuestro sufrimiento espiritual en estos sentimientos de abandono. en palabras más modernas, sí eres ateo, sientes la ausencia de Dios y te sientes abandonado, entonces, sorprendentemente, eres más cómo Jesús.

Él era igual a nosotros, excepto en el pecado. Y él experimentó todo lo que nosotros.

Así que cuando tú luches en tu vida espiritual, cuando te preguntes donde esta Dios, cuando tengas dudas, cuando haya oscuridad, e incluso cuando estés cerca de la desesperación, recuerda qué hubo alguien que fue humano, qué sufrió y qué te entiende completamente.

Yo Soy, Él DoQmentalista y esto fue: Dios mío ¿por qué me has abandonado?

Deja un comentario

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑