LAS GEMELAS CABEZONAS

La sede abandonada del Seguro Social de la carrera 11 con calle 35, barrio Las Palmas de Barranquilla, es uno de esos lugares misteriosos que pertenece a los archivos paranormales de la región Caribe.

La edificación posee historias fantasmales escalofriantes, que para muchos son generadas por la impresión que produce la decadente obra olvidada.

Vecinos cercanos a este lugar afirman que allí realmente hay ‘almas penantes’, que se manifiestan porque en su vida terrenal tuvieron muchos sufrimientos durante su permanencia en ese centro asistencial del Gobierno.

Este es el caso de la tétrica aparición de Solita y Rosita, ‘los fantasmas’ de unas gemelas que padecieron hidrocefalia, razón por la cual fueron apodada “LAS CABEZONAS”. Moradores del sector manifiestan que por las madrugadas las dos niñas atemorizan a los transeúntes. Según el mito urbano, las dos pequeñas nacieron allí, pero su madre las abandonó debido a este problema físico.

Otro de los testimonios que afirman los vecinos es que a estas ‘almas en pena’, todas las noches se les escucha cantar.

Los vecinos más antiguos de este barrio popular de Barranquilla cuentan que en los años 70 las gemelas fueron abandonadas por su madre. Las dejó en un cuarto de aseo del edificio, donde la encargada de hacer la limpieza las encontró y les tomó cariño. La mujer decidió criarlas a pesar de las anormalidades físicas de las chicas.

Se decía que las niñas acompañaban a su madre substituta todos los días en las labores de aseo, y esta luego las escondía en el cuarto de limpieza donde las había encontrado.

Solita y Rosita, así fueron llamadas estas gemelas que murieron en el Seguro Social de Las Palmas.

Justamente en ese mismo lugar, las gemelas fueron encontradas muertas de manera misteriosa.

“Se comentó mucho de unas niñas especiales que encontraron muertas en ese lugar”, recuerda Augusto Estrada, residente en el barrio Las Palmas.

Pero solo a finales de los 90, con el abandono de la edificación que comenzó a hablarse de las apariciones fantasmales de estas niñas. Se comenta que de noche se escucha el jugar de palmadas entre risas de las dos menores. Otros aseguran que las ven sentadas frente a frente cerca de las escaleras de acceso. Pero sin duda la historia que aumenta en el sector la creencia en esta leyenda, es la contada por Alfredo Sanguino, que afirma tuvo un encuentro con ellas.

Deja un comentario

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑