Demonios Sombra, Los Daevas

Existen en el mundo y la mitología universal distintos tipos de monstruos, entes malignos o maldad que durante mucho tiempo han atormentado a miles de personas, pero también existen aquellos tipos de manifestaciones malévolas que se mueven de manera más específica, teniendo que ver así sólo con ciertas sociedades, culturas y lugares en concreto,  el día de hoy hablaremos acerca de criaturas nocivas que promueven el caos y el desorden, personificaciones de todo mal imaginable, cuya función es luchar contra todo lo que es bueno.

Yo Soy, El DoQmentalista y esto es: Demonios De La Sombra, Los Daevas

En los Gathas, los textos más antiguos del Zoroastrismo y que se cree que fueron compuestos por el mismo Zoroastro, se habla de los daevas como un grupo de entes cuya malignidad va más allá de lo normal, y aunque no mencionan a todos los daevas por su nombre se puede notar que son personajes muy rechazados en dichos textos.

En estos textos antiguos, el término daevas aparece 19 veces; en donde los daevas son una categoría de semi-dioses que debido a su naturaleza violenta son rechazados. no obstante hubo pueblos que los adoraban, como los pueblos indoiranios.

Los daevas son entes o espíritus malignos cuya principal forma de manifestación es a través de las sombras, algunos dicen que son invisibles para el ojo humano, sin embargo se pueden ver sus sobras reflejadas por la luz del sol, una lámpara o cualquier fuente de energía radiante.

Pero no son la unica forma en que son representados, también existen relatos en dónde se les describen como «pequeños genios malvados que perturbaban el orden del mundo, la salud humana y la regularidad de la vida religiosa».

Otra característica de los daevas es que son incapaces de discernir entre la verdad y lo falso, lo bueno y lo malo, eso es lo que los convierte en seres potencialmente peligrosos, tanto para quienes sufren sus ataques, como para quienes los invocan.

Existen ciertos Daevas considerados los más importantes y por ende, los más peligrosos, Aka Manah, Druj, Aeshma y Azi Dahaka.

Aka Manah

Aka Manah también traducido al español como la Mente Malvada que fue creado para oponerse a Vohu Manah que traducido al español significa La Mente Buena. Aka Manah es el segundo al mando en la hueste de demonios zoroastrianos. Se dice que Aka Manah apoyó al demonio Buiti cuando atacó a Zarathustra.

Druj

Druj traducido al español como El mentiroso o El engañador, se trata de la encarnación femenina de la maldad, una encarnación del Espíritu Maligno que trae la corrupción al mundo. Adopta también la forma de una mosca y se apodera de los cadáveres que encuentra, es importante resaltar que se trata de un demonio distinto de belcebú, el señor de las moscas. Este demonio puede ser ahuyentado por hechizos sagrados específicos, o por la mirada supuestamente, de un perro amarillo con cuatro ojos, o un perro blanco con orejas amarillas, lo se, es imposible ahuyentarlo.

Aeshma

Aeshma es conocido como el «demonio de la lanza herida» es el demonio de la ira y la furia. se le conoce también como el líder de los Dryvants, o «amigos de las tormentas», el es la expresión de toda maldad moral. y a menudo es relacionado, asociado o confundido con el demonio asmodeo.

Azi Dahaka

La serpiente diabólica, se trata de un ente femenino, concebida como, parcialmente demoníaca y parcialmente humana. se le representa como un hombre con dos serpientes que brotan de sus hombros. Se dice que estas serpientes crecieron de un beso otorgado por Ahriman, el equivalente a lo opuesto a Dios.

Desde una perspectiva humana, los devas comparten la característica de ser invisibles al ojo humano físico. Pero la presencia de un deva puede ser detectada por aquellos humanos que han abierto el divyacakṣus, algo así como el tercer ojo, un poder extrasensorial por el cual uno puede ver seres de otros planos. Además, sus voces también pueden ser escuchadas por aquellos que han cultivado divyaśrotra, un poder similar al tercer ojo, pero del oído.

La mayoría de los devas también son capaces de construir formas ilusorias como sombras o figuras oscuras mediante las cuales pueden manifestarse a los seres de los mundos inferiores, ellos también son capaces de moverse rápidamente a grandes distancias y de volar por el espacio. Los Daevas pueden ser clasificados jerárquicamente, de éste modo las clases más bajas de estos seres están más cerca en su naturaleza de los seres humanos que de las clases más altas de daevas.

Existen ademas tres clases de daevas dependiendo de en cuál de los tres dhātus, o «reinos» del universo nacen.

Los devas de Ārūpyadhātu

Estos no tienen forma física ni ubicación, y habitan en la meditación sobre temas sin forma. Lo logran alcanzando niveles de meditación avanzados en otra vida. No interactúan con el resto del universo.

Los devas de Rūpadhātu

Estos tienen formas físicas, pero no tienen sexo ni pasión. Viven en un gran número de «cielos» o mundos de daevas que se elevan capa tras capa, sobre la tierra.

Los daevas de Kāmadhātu

Estos poseen formas físicas similares a los humanos, pero más grandes. Llevan el mismo tipo de vida que los humanos, aunque son más longevos y generalmente más euforicos; de hecho, a veces están inmersos en placeres. Éste tipo de daevas pueden existir en cuatro cielos que flotan en el aire.

En el contexto de lo que abarca el Zoroastrismo, existe una gran variedad de seres espirituales que ciertamente, sería imposible describirlos en un sólo video, sin embargo, se que sí has llegado hasta aquí es porque el tema te interesa y seguramente te atreveras a investigar más acerca del tema.

Yo Soy, El DoQmentalista y esto fue: Demonios De La Sombra, Los Daevas

Deja un comentario

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑