Autobuses fantasma (Creepypastas)

Hay ocasiones en las qué por alguna razón regresas tarde a casa, como cuando vienes de una fiesta, o cuando sales tarde del trabajo o simplemente por qué se te hizo tarde platicando con algún amigo o amiga.

Si es así, es probable qué hayas sentido un poco de temor al verte sólo o sola en las calles solitarias a mitad de la madrugada sin una sola persona acompañandote, con frío, desprotegida, cansado y con una extraña sensación de qué algo malo está a punto de sucederte.

La siguiente historia se trata de algo parecido qué ha estado ocurriendo en las principales ciudades de latinoamérica, se trata de fenómenos paranormales qué tienen lugar sobre la madrugada entre las 2 y las 4 de la mañana, en donde una, o varias personas son aparentemente raptadas por un misterioso autobús sin pasajeros, qué los recoge en alguna parada de autobús y qué se los lleva a algún lugar desconocido y que difícilmente los vuelven a ver.

Las personas qué han logrado escapar de este tipo de fenómeno paranormal, describen el suceso cómo algo aterrador y traumatizante, cuentan qué se encuentran en la madrugada esperando un taxi, Uber o algún tipo de transporte nocturno qué los pueda llevar a su destino y qué es ahí, cuando aparece el misterioso autobús con señalizaciones familiares en los parabrisas qué hacen qué te de confianza hacerle una parada y abordarlo, normalmente quiénes esperan taxi ven en el autobús una forma de ahorrarse unas cuantas monedas y de paso meterse al vehículo para calmar un poco el frío, pero sobre todo, el miedo.

Primero, antes de abordar, la gente se siente sola, vulnerable, con un extraño miedo sin sentido, qué provoca qué el ambiente y las sensaciones de qué algo malo está a punto de pasar, es eso lo qué principalmente los hace temblar de terror, las victimas principalmente son las mujeres, quiénes suelen procurar irse lo más pronto posible del sitio, sin saber qué esa prisa es, en ocasiones su sentencia.

Es justo en ese momento, cuando aparece el misterioso Autobús Fantasma, al principio parece algo normal, por qué se le ve venir desde la dirección correcta a la velocidad habitual y todo cómo de costumbre, pero por alguna razón desconocida, y según cuentan los pocos qué ha logrado escapar, dicen qué al momento de subir al autobús, no logran ver o recordar el rostro del conductor, pero lo qué todos recuerdan perfectamente es qué cuando tomas el transporte y subes en el, te das cuenta de qué está vacío y qué eres tu quien viajará sólo en el misterioso vehículo fantasma, luego cómo es común, la gente tiende a tomar asiento qué más les guste y acomodarse en el, sin embargo se cree que los qué eligen irse hasta la parte trasera del autobús, jamás sobreviven, pero eso no es todo, una vez qué alguien aborda el autobús ya no hay vuelta atrás, las puertas se cierran, el vehículo arranca y comienza a andar por la ciudad sin detenerse bajo ninguna circunstancia, es decir, no vuelve a tomar más gente y ni siquiera respeta los semáforos o reglas de vialidad, el autobús va completamente vacío, paseándose a toda velocidad por las calles de la ciudad hasta perderse.

Según la gente qué ha subido y logrado escapar del autobús fantasma, hay 2 posibilidades de salir airoso de aquella terrible experiencia, la primera, es salir por la ventanilla justo cuando el camión baje su velocidad y entonces puedas saltar de el en alguna curva o calle lenta, la segunda, sólo es para algunos afortunados, pues dicen qué ellos jamás lograron bajar del autobús pero qué despiertan horas más tarde tirados o afuera de su casa o en algún sitio conocido, cómo si hubiesen sido rechazados por el autobús fantasma o no fueran los indicados para abordar el misterioso transporte al más allá.

Cabe resaltar qué nunca se ha sabido de alguien qué ataque al conductor de dicho autobús para intentar pararlo, pero seguramente si hubo gente qué lo intentó, puesto qué sería una reacción normal y más aún en tales circunstancias, pero, cómo seguramente ya te alcanzas a imaginar, es probable qué no sea buena idea agredir al conductor de dicho autobús, quien sabe, podría ser la muerte misma, algún alma en pena o el mismo diablo haciendo de las suyas.

Hasta el momento se desconoce el número de personas desaparecidas por este fenómeno, pero se estima qué al menos esto sucede cada noche, y qué de alguna u otra forma, las calles en donde es abordado el autobús, son calles solitarias y en donde no se ve nada ni nadie, aunque bien podría ser boulevard o avenida muy grande; si el lugar está solitario, ten por seguro qué podrías estarte subiendo, al autobús fantasma.

Deja un comentario

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑