La Armadura de Dios.

Se dice que la vida es una lucha constante hay mucha verdad en esto. Pero lamentablemente no se lucha con las armas adecuadas, entonces te desanimas, te frustras y el maligno logra su cometido. Sin embargo […]